Sonny el caballo

por Nyla Moristo

Había una vez un caballo. Se Ilamaba Sonny. Vivía en Barrio Anita. A nadie le gustaba porque era viejo y también porque uno de sus cascos era blanco. Un día Sonny fue a tomar agua de la acequia que antes corría por Avenida Anita. Vió a un niño ahogándose en el agua. Sonny fue a ver si era sólo su imaginación, pero no era su imaginación. Usó toda su energía y sacó el niño del agua. Después a todos les gustaba Sonny.
(¿Podría haber sido Alfredo en el agua otra vez?)