>La Cadena que no se Corta (The Unbroken Chain) El Arte tradicional de la Comunidad Mexico-Americana en Tucson

La Cadena que no se Corta (The Unbroken Chain)
El Arte tradicional de la Comunidad Mexico-Americana en Tucson

A partir del 3 de noviembre de 1996 y hasta el 13 de enero de 1997, el Museo de Arte de la Universidad de Arizona, fue la sede de una exposición titulada La Cadena Que No Se Corta: The Unbroken Chain. Este sitio de la Web presenta una recreación virtual de dicha exposición y celebra el arte tradicional de la comunidad mexico-americana de Tucson.

La Cadena Que No Se Corta destaca el arte visual que es creado por la comunidad mexico-americana de Tucson como parte de la vida cotidiana normal. El sitio original fue creado y revisado en la primavera de 1997. Fue escrito por el Dr. James S. Griffith, entonces profesor de folklore en el Departamento de Inglés y Director del Centro de Folklore del Suroeste en la Universidad de Arizona. El Dr. Griffith y Cynthia Vidaum, actualmente coordinadora de la Red de Recursos Culturales Latinos en el Centro de Patrimonio Folklórico y Cultural del Instituto Smithsonian, facilitaron las transparencias con las cuales se crearon las imágenes del sitio. La exposición del museo fue conjuntamente patrocinada por el Museo de Arte de la Universidad de Arizona y el Centro de Folklore del Suroeste de la Universidad de Arizona. Los comisarios eran Dr. Griffith, Ms. Vidaurri, y Dr. Peter Briggs, que en aquel entonces era parte del Museo de la Universidad de Arizona. Rosalita Ayala fue la asesora comunitaria.

Hecho a Mano: El Arte Tradicionale de la Comunidad Mexico-Americana de Tucson (The Tradicional Arts of Tucson's Mexican American Community) publicado en 2000 por la University of Arizona Press (Prensa de la Universidad de Arizona), es identificado por el Dr. Griffith como el catálogo expandido del sitio de La Cadena Que No Se Corta .

La Cadena de Tradición

El título de esta exposición viene de un comentario hecho por una tortillera de Tucson durante el curso de una entrevista para la televisión pública. “Mi abuela le enseñó a mi madre a hacer tortillas,” dijo, “y mi madre me enseño a mí. Les he enseñado a mis niños.” Después de una pausa exclamó “Es una cadena que nunca se quebrará” Mucha de nuestra cultura es así – una cadena de mayor o menor resistencia conectando nuestro pasado con nuestro futuro. En cierto sentido, todo el arte que celebramos en esta exposición es parte de una cadena similar: de alguna manera está fundada en tradición, y sirve a la comunidad que la produce. Hemos tratado de explorar las diversas maneras en las cuales la comunidad mexico-americana de Tucson hace sus entornos visuales más bonitos, sus celebraciones más emocionantes, su presencia más evidente. De los patios frontales, el trabajo en aguja, y altares caseros, hasta botas hechas comercialmente y herrería decorativa para murales, piñatas, y bicicletas estilo “low-rider”, hemos presentado una visión general del arte visual tradicional de una comunidad.

En cambio, “tradicional,” no necesariamente quiere decir “anticuado.” Implica cierto tipo de continuidad, y origen el pasado. Es posible ser perfectamente tradicional y al mismo tiempo permanecer actualizado. Los adolescentes mexico-americanos usan las tortillas grandes locales para hacer burritos de mantequilla de cacahuate y jalea. Los shows de las bicicletas estilo “low-rider” siguen la moda más actualizada mientras que muestran exuberantemente un sentido barroco estético que proviene de los grandes interiores de las iglesias del México colonial. Las piñatas toman la forma de Bart Simpson y de otros personajes de los dibujos animados. Los herreros utilizan los mismos motivos ornamentales curvados que eran populares en el siglo XVIII ... pero los colocan en las trancas de puertas y ventanas. Ningunos de los objetos en esta exposición son de la forma en la que pudieran haber sido hace cien años; ninguno permanecerá de la misma forma en el futuro. La tradición y adaptación, estabilidad y cambio: estos procesos pasan a nuestro alrededor y forman el motivo no expuesto de esta exposición.

Antes de organizar la exposición en una manera tradicional, por ejemplo por artista, o por media o estilo, decidimos enfatizar los contextos en los cuales aparece y funciona el arte. En consecuencia, la exposición es dividida en tres secciones: el hogar, el taller, y la comunidad. Introducción escrito por el Dr. James S. Griffith, 1997.

Copyright, uso imparcial e información sobre permisos

Through Our Parents' Eyes: History & Culture of Southern Arizona

El Hogar Página 1 El Taller Página 1 Inicio