Judge Lawrence Huerta: Enriching Our Lives
Education | Career Chronology | Admitted To Practice | Professional Associations
Audio & Video | Enriquezca Su Vida | Home

Enriquezca Su Vida

Por C. Lorenzo Huerta
©1968.

CAPITULO XI:
"LA FERTILIDAD DEL RELAJAMIENTO"

"El mejor aliado del hombre en su encuesta por el éxito, es la salud física; sin ella no podrá mantener el paso. La salud depende del sueño; quien se proponga triunfar debe determinar el arreglo de su vida de tal manera que pueda dormir bien y descansar completamente.

Su primer paso es llevar una vida saludable durante el día: Mantenerse medianamente apacible; masticar completamente todos los alimentos; ejercitar a diario sus músculos; ser optimista; controlar la ira, el temor y la mortificación; jugar moderadamente; ser sobrio en todos las cosas; reir frecuentemente."
-- GRENVILLE KLEISER

¿Se ha fijado, en alguna ocasión, en esas afortunadas personas quienes sentándose o reclinándose aún en los lugares menos cómodos y a pesar de¡ ruido y confusión que les rodea, rápidamente cabezean y en realidad duermen por unos cuantos minutos? Ello encierra todo un arte. Ahora bíen, aclaro que existe una gran diferencia en la capacidad de descansar y el simple hecho de caer en letargo o indolencia. No creo que hombre alguno haya nacido con esta capacidad en sí; entonces, obvio es que deba ser adquirida. A continuación comentaré sobre la necesidad de una higiene mental apropiada para el logro de una relajación, tanto física como mental, ya que no viene la una sin la otra. Si tenemos nuestra vida bien organizada, proveerémos a nuestro cuerpo con amplio reposo, ya que el descanso y relajamiento son vitales para su buena conservación. Hay quienes desconocen por completo este arte; y le diré, la verdadera relajación será suya unicamente despues de que haya aprendido a adquirir paz mental, porque las ansiedades son la causa de la destrucción de los nervios; pero una vez que haya aprendido a expeler la presencia de estos demonios, será usted quien domine.

Muchas personas le roban a su cuerpo el tiempo que le está permitido para el sueño. En un largo periodo, esta acción le acarreará un efecto deteriorante sobre su psíquico. Debemos aprender a ajustarnos a nuestras horas para dormir y para estar despiertos. Es peligrosamente fácil caer en el hábito de quedarnos levantados un poquito más tarde cada noche; el cuerpo no protesta -- simplemente se adapta a los términos de sueño cada vez más cortos, pero a la larga, si el efecto no aparece como enfermedad, se revelará en el desmejoramiento físico -- enrojecimiento de los ojos, círculos obscuros alrededor de los mismos, líneas de cansancio en la piel y una apariencia marchita en el rostro. He escuchado a muchas personas jactarse de las pocas horas de sueño que se permiten; suficientemente lo enseñan en su evejecimiento prematuro -- no necesitan vanagloriarse de ello. Por naturaleza, exigídamente, toda una tercera parte de nuestra vida, hemos de vivirla en la cama; ésto sólo debería bastarnos para hacernos comprender que el cuerpo necesita descanso so para la prolongación de su vigor.

Existen quienes nunca sufren de insomnio. Desafortunadamente yo no pertenezco a ese grupo; aún cuando frecuentemente iba a la cama completamente fatigado, el caso es que no me libraba mentalmente de las mortificaciones y cuidados que en el día había experimentado, concernientes al mundo de los negocios. Créame que cuanto más frenético se empieza a ser en la búsqueda del "sueño que teja la destejida manga del cuidado," resulta en una más grande tensión nerviosa que crea un estado de pesada vigilia. Después de buscar afanosamente la solución a este problema, vine a dar con un libro intitulado El Camino Natural al Saludable Sueño, escrito por Charles P. Kelly. Si usted comparte esta tan común privación, le recomiendo obtener una copia de él y estudiarlo. Personalmente, encontré las sugerencias de Kelly, verdaderamente prácticas y efectivas. Su tésis está basada en el control de la respiración.

La teoría de la vitalidad en la respiración es una fundamentalmente deribada de la filosofía Yogi y no fué sino hasta que algunos científicos occidentales, empezaron a interesarse en esta filosofía netamente del Este, cuando se le dió verdadera y amplia atención. Dicha teoría ha sido discutida extensamente en pro y en contra, pero las más de las autoridades médicas le han dado crédito por la contribución que ha hecho a la ciencia, con su enseñanza en cuanto a la manera apropiada de respirar y su importancia para el cuerpo. Oradores y cantantes han sabido desde largo tiempo, de la necesidad de adquirir un modo de controlar la respiración. Si la gente supiera cuán importante es la postura corporal para un buen hábito respiratorio, se erguirían de su habitual dobleguéz y muy pronto habrían de percatarse del bienestar penetrando en sus cuerpos.

Kelly nos sugiere en su libro una manera sumamente simple para inducirnos al sueño, por medio de una profunda inhalación y exhalación repetidas tres veces seguidas luego por un retenimiento del resuello; es asombroso lo efectivo de este sencillo método e increíble cuán apaciblemente se sentirá flotar en brazos del adormecimiento.

Unicamente los inocentes se depan seducir por los numerosos anuncios de diversas pastillas para dormir o tranquilizantes. El permitir que su cuerpo dependa de pastillas de diferentes clases, es tan insensato como apoyarse en muletos para quitarle el peso del cuerpo a las piernas; despues de practicar ésto por algún tiempo, encontrará que las piernas, en verdad, no pueden sostenerle sin el auxilio de dichos muletos. Lo mismo sucede con el cuerpo que para cumplir su función normal, se le enseñe a depender de pastillas para hacerlo; aparte de ser un hábito necio y costoso, con el tiempo se desarrollará una confusión neurótica.

Descubra la cantidad de reposo necesario por su cuerpo y el tipo de descanso que mejor le sirve. La maquinaria no puede trabajar consecutivamente, sin reposo alguno.

Estoy convencido de que nuestros antecesores tenían la mejor solución al problema del reposo -- la siesta. Cuando visité México, Puerto Rico y Cuba, pronto aprendí que debe uno olvidarse de los negocios, cuando menos un par de horas despues del almuerzo. En aquellos países todo comercio, oficina o taller queda cerrado al mediodía y todo el mundo se marcha a casa y toma su siesta. Observé que hasta los conductores de grandes camiones, estacionaban fuera de la carretera y tenían su siesta; podría asegurar que ésto los hace mejores y más seguros al conducir.

Nadie puede negar el tremendo valor del reposo y descanso -- ello dá una más grande eficiencia en la vida.

¿COMO OCUPA SU TIEMPO DE OCIO?

¿Ejecuta trabajo físico, sea pasatiempo, mejoramiento el la casa o algo de jardinería, para aliviar la tensión de una vida sedentaria?

¿DUERME LO SUFICIENTE?

¿Sabe cómo olvidarse de sus problemas al llegar el momento de descansar?

SI HA ESTADO PADECIENDO INSOMNIO

¿Busca la manera sana, natural, para curar ese mal? ¿ha tratado de ilustrarse tocante al método de respirar, como posible corrección?

CAPITULO XII