Judge Lawrence Huerta: Enriching Our Lives
Education | Career Chronology | Admitted To Practice | Professional Associations
Audio & Video | Enriquezca Su Vida | Home

Enriquezca Su Vida

Por C. Lorenzo Huerta
©1968.

CAPITULO XVI:
"LA FECUNDIDAD DE LA PERSEVERANCIA Y CONCENTRACION"

"¡No cedamos jamás! ¡Jamás, jamás! ¡Jamás!
En nada, ya sea grande o pequeño, trascendental o insignificante, jamás cedamos, salvo a las convicciones del honor y del buen sentido."

--WINSTON CHURCHILL

Una vez que haya formulado un plan, un proyecto, relacionado con alguna idea de la cual esté firmamente convencido que es buena, debe persistir, con tenaz determinación, para efectuarlo.

Seguramente que ha oído, alguna vez, decir a alguien: "esa es una idea que antes se me ocurrió, pero ¿vé?, ese amigo está obteniendo todo el crédito por ella." Tal vez así haya sido, pero la otra persona, sencillamente, actuó y persistió. Su convicción y tenacidad no le permitieron desperdiciar algo bueno; no hay duda que tuvo que encontrar y vencer muchos obstáculos, pero lo hizo y lo logró. Las siguientes son palabras pronunciadas por Nehrú, el desaparecido líder del pueblo Hindú, quien tuvo que encarar lo que parecían ser invencibles diferencias: "No existe magia en el mundo, excepto la magia de la personalidad y mente humana. Toma tiempo y perseverancia el hacer grandes cosas y ésto no lo hará un ser desfallaciente. Ocasionalmente se encuentra uno con fracasos, pero aún así, habrá de irse por sobre de ellos. El triunfo no llega repentinamente o sin obstáculos." Recuerde que el " renunciar" es sinónimo de "perder."

Cuando haya formulado su plan, debe de vivir con él en mente las veinticuatro horas del día; hacerlo parte suya. Su plan es un chiquillo a quien no puede ni debe descuidar. Tiene que alimentarle y cuidarle con delicadeza. Su recompensa la estará recibiendo al observarle crecer y florecer en algo bello y complaciente.

Calvin Coolidge saboreó el dulzor del éxito, he aquí su opinión: "Nada en el mundo puede tomar el lugar de la persistencia. El talento, NO, pues nada es más común que el desafortunado hombre con talento; el ingenio, TAMPOCO, el irrecompensado ingenio es casi un proverbio; la educación, NO, el mundo está lleno de educados relegados al abandono." La escencia de la materia pues, es que despues de estar bien aprovisionados y preparados a llevar a cabo el plan, debe de perseverarse en ello, concentrarse por entero -- hasta que la oportunidad llegue y nos arrastre a las grandes alturas del triunfo.

Hay quienes adoptan un proyecto imposible; esas personas, evidentemente, tendrán que comprender la necesidad de cambiarle o readaptarle a otro similar, pero más práctico. Los prudentes han aprendido que la única manera de destruir las fallas es determinando dónde se encuentran éstas exáctamente.

No ize nunca la bandera blanca del rendimiento, sino que por el contrario, clave en el mástil el lienzo del valor y luche desesperadamente; luche el camino completo; hasta que la victoria llegue. El éxito es el premio a la perseverancia y concentración; un plan verificado a medias es mediocridad.

¿Ha tenido, por casualidad, ocasión de leer "Un Mensaje a García," alguna vez? Es uno de los más famosos artículos cortos escritos hasta ahora y ¡dice tánto! Fué publicado en 1899, basado en la historia de un mensajero llamado Rowan, a quien le fué encomendada una tarea considerada poco menos que imposible: el de llevarle un mensaje -- a través de un terreno infestado de enemigos -- al General García, quien se encontraba encuevado en las pulverizadas montañas de Cuba. Rowan no hizo objeción alguna -- aceptó el asignamiento y lo ejecutó con perseverancia y concentración; finalizando, naturalmente, con éxito. Elbert Hubbard, el autor de este escrito, utiliza este incidente para señalar la tan común raquitiquez de tantas personas, a quienes encomendándoseles alguna tarea, fallan en llevarla a cabo. La historieta dice así:

"El General García está muerto ya, pero existen otros Garcías. Nadie como el hombre que se haya esforzado por conducir una empr esa, donde muchas manos eran necesarias para el efecto, ha estado tan próximo al espanto a veces, por la imbecibilidad del hombre mediocre -- su inhabilidad y repugnancia por concentrarse en alguna cosa y hacerla. Descuidada asistencia, fátua inatención, sucia in diferencia e inanimada voluntad al trabajo, parecen ser la regla. Y ningún hombre triunfará, a menos que, de una manera u otra, amagando force o soborne a quien haya de ayudarle; o que Dios en su bondad ejecute un milagro y le envíe un Angel de Luz como asistente."

Distíngase del vulgo -- de la chusma común, ¡Sea otro Rowan! -- lléve un "mensaje a Garcia."

La verdadera concentración parece ser la trampa para la mayoría de la gente, ya que no es posible ser un experto en todo -- aún cuando algunos se jactan de serlo. Podemos concentrárnos sólo y únicamente en una cosa cada vez. Quienes dicen que ellos pueden hacerlo en varias a la vez, están engañandonos y engañándose; puede ser que traten de hacer muchas cosas a la vez, pero concentrándose a medias en cada una de ellas, nunca completamente.

Cuando adquirimos un proyecto que ha venido a ser el "preferido," se siente un coexistente deseo de cencentrarse netamente en él. Podemos alejarnos ocasionalmente, tratando de dar descanso a la mente y cuerpo, pero algo de él irá acompañándonos -- porque ha venido a ser parte nuestra. Quizá es éste el verdadero secreto de la concentración, -- el hacer el proyecto parte nuestra. Descubriremos que se reflexiona mejor sobre la manera de ajuarearle más fácilmente, porque es la nuestra una concentración espontánea.

En mi lucha la venta de Aseguranzas venía triunfando grandemente. El dinero llegaba a mis manos rápida y fácilmente; la posibilidad de oportunidades para aumentarlo relucía ante mí y el deseo de permanecer en ese puesto era tentador; sin embargo, desde la graduación de la escuela secundaria, tenía guardado en alguna parte de mi mente, ese plan de largo alcanze: asistir al Colegio y obtener una profesión. Era éste un poderosísimo incentivo y había venido a ser parte de mí; sabía que estaría pinchándome de no lograrlo. Fué por esta razón por la que encontré fácil hacer a un lado la tentación del éxito alcanzado como vendedor de Aseguranzas y volver mi concentración en dirección hacia lo que tenía que hacer -- perseguir y cumplir el plan de educación que me había prometido. De no haberlo hecho así, estaría hoy sufriendo una desilusión inenarrable; me hubiera derrotado a mí mismo -- creádome ansiedades y vuéltome un neurótico.

Es imperiosamente importante que comprenda la necesidad de cumplir su deseo; aún cuando otras personas piensen que es un egoísta por hacerlo así. Si se trata de un deseo honrado, constructivo y no perjudica a otros, debe ejecutarlo para llegar a alcanzar su propia realización; expresar su verdadero YO. Es muy posible que sus amigos, pariente o consorte, no lo encuentren conveniente para Usted, pero recuerde que se trata de Su proyecto -- su deseo -- y no puede ni debe permitir a otros el hacer las decisiones que sólo son suyas. Tal vez hoy no le comprendan o se muestren ofendidos, pero después de encontrar su camino al triunfo y después de logrado éste, su felicidad automáticamente les será transmitida a los demás -- muy especialmente a sus seres amados.

La vida es un "algo" individual y que, sin embargo, compartimos demasiado con nuestros semejantes; pero la decisión concerniente a qué es lo mejor de hacer para cumplir con la potencia propia, debe ser hecha por uno mismo. Naturalmente que se escucha y respeta la opinión ajena, tomándosele en cuenta de ser meritoria, pero la decisión final, repito, descansa en nosotros individualmente -- Preguntémonos, ¿cómo puedo servirme mejor a mí mismo, a la vez que sirvo a los demás? Eso no es egoísmo -- es práctico.

Si en alguna ocasión ha renunciado por anticipado a un objetivo el cual anhelaba vehementemente, sabrá entender perfectamente lo que intento explicarle, porque ha sufrido la frustración precediendo al placer de tratar de realizar su gran deseo. Seguramente que ésto lo ha llevado a la infelicidad y rebeldía propia.

Comprenda que una concentración distraída, triunfalmente lo llevará a través de una vida confusa. Perseverancia constante y concentración completa, son vitales para obtener lo deseado en la vida; por lo consiguiente debemos esforzarnos, empeñarnos, por aprender a practicarles; lo demás vendrá por si solo una vez que hayamos cristalizado nuestra meta en la vida. Recuerde, si persevera inexorablemente, la recompensa será múltiple.

¿SE SIENTE INFELIZ Y FRACASADO?

¿Porqué? ¿Ha tratado de descubrir la causa o carencia de "algo," que le hace sentirse de esa manera? Al llegar a una conclusión, ¿qué piensa hacer?

¿CREE EN EL "PROPIO CUMPLIMIENTO"?

¿Ha descubierto " su deseo," cuya realización significa llevar a cabo su "propio cumplimiento"?

AL IDENTIFICAR SU OBJETIVO,

¿Sería capaz de pasar por sobre la opinión ajena para su realización, si tiene la convicción de que es licito y sin perjuicio para nadie? ¿Se siente capaz de vencer obstáculos y sufrir privaciones, con el fin de lograrlo?

¿ES USTED CONSTANTE Y PERSEVERANTE?

¿O su ánimo decrece en cuanto se presenta una dificultad? ¿Siente apatía por la lucha? ¿temor a las responsabilidades?

CAPITULO XVII