Judge Lawrence Huerta: Enriching Our Lives
Education | Career Chronology | Admitted To Practice | Professional Associations
Audio & Video | Enriquezca Su Vida | Home

Enriquezca Su Vida

Por C. Lorenzo Huerta
©1968.

CAPITULO V:
"LO INDISPENSABLE DE LA CONCENTRACION"

"Fíjese un objetivo grande y definido, ante usted. Escondido en lo más íntimo de su alma está un trascendente ideal capaz de realizarlo. Lo que necesita no es más aptitud o más grande oportunidad, sino acrecentar su resolución y concentración. -- Nada le dará más placer que la conciencia de estar haciendo un diario progreso hacia un propósito grande en la vida."
--GRENVILLE KLEISER

Cuando haya fijado su meta, será menester aplicar en ello por completo sus energías y atención. William Mathews dijo: "La primer ley para el éxito, en estos días cuando tantas cosas reclaman atención y concentración, es dirigir todas las energías hacia un punto e ir directamente a él; sin mirar ni a derecha ni izquierda." Al concentrarse por entero en su objetivo, descubrirá que cuanto más completamente lo haga, más grande fascinación tendrá ésta para usted.

Ante todo recuerde ésto: el ideal debe ser suyo -- aunque ciertamente puede ser compartido con otros en muchos aspectos -- debe ser escencialmente suyo . Nunca tome como blanco un objetivo el cual primero sea de implícita utilidad ajena; debe, principalmente, ser para beneficio suyo. Usted no está aquí para servir como sombra en la vida de otra persona. Cuando alguien persigue este tipo de "ideal ajeno," inevitablemente habrá ido cuando menos medio camino en pos de él, antes que la luz de la razón le haga reconocer y lamentar "este no es mi ideal." Para esta persona, únicamente un vasto vacío de frustración estará aguardándole al final. ¡Cuántas personas han perseguido ideales apenos -- de los novios, hijos, esposos -- para alguien más pero nunca para sí mismos! Debemos entender que no es egoísmo el tener "ideal propio," sino que es absolutamente escencial para el propio cumplimiento, la propia realización. Como dije antes, puede ser compartido -- pero primerísimamente debe ser suyo ; no lo olvide nunca .

Repito ¡concéntrese! Russell Conwell dijo, tocante a un hombre que todos nosotros admiramos: "El principio de grandeza de Abraham Lincoln puede ser adoptado por todos; ésta fué su regla: fuere lo que fuere que tuviese que hacer, ponía su mente entera en ello, manteniéndola ahí hasta que todo estaba hecho. Eso engrandece al hombre dondequiera."

Aquí estan seis secretos para la concentración, los que debían ser ensayados por cada quien, ya que como dije, cada ser humano debe tener un ideal en su vida para obtener su propla ejecución, su propia verificación. Recuerde que ESTO, es lo que nos coloca aparte y por encima de la baja vida animal.

Primero: Module su objetivo. Hágalo claro, definitivo y realizable; lo mejor será apuntarlo y leerlo cada día. Bien, ahora, ¿cuáles son los obstáculos para su obtención? ¿cuál es el premio? ¿es costoso? ¿está dispuesto a pagar su precio? De decidirlo así, visualize el premio y regocíjese en él; manténgase estimulándose con su pensamiento. ¡Vaya adelante! Pero ¡espere! -- la siguiente es una firme advertencia -- ha de volver y leerlo de nuevo -- léalo varias veces. Lionel Barrymore, el gran actor, daba esta simple receta para una vida plena y feliz. "Yo creo que si un individuo se establece una meta alcanzable y trabaja por conseguirla, conciente que cuando la haya logrado tendrá que establecerse otra, tendrá una vida plena, ocupada y -- por esta razón -- una vida feliz." Y una vida plena, ocupada, dentro de diez, veinte, cuarenta o cincuenta años, es más, pero mucho más importante que la vida presente.

Un gran río nunca es algo sin objeto; siempre está en movimiento, dirigiéndose hacia algún lugar -- hacia una dirección. Así debe fluir la vida -- igual que el poderoso río.

Segundo: -- Reflexione en los fines percibidos, no en los medios para alcanzarlos. Al igual que lo mayor incluye lo menor, manteniendo los fines, ellos proveerán con su propia fuerza la manera de efectuarles. En mi puventud comprendí que la única esperanza posible para mi mejoramiento económico, sería el logro de una educación universitaria; así que decidí lograrla. Pero ¿cómo? mis padres tenían apenas una parca subsistencia para ellos mismos. Establecí mi meta por mi mismo -- la perspectiva de un fin que mantuve claramente, pero ahí quedaba, teniendo que calcular las maneras de alcanzarle. Como conservé mi pensamiento en ese fin, nunca fallé en encontrar los medios -- vendí Pólizas de Seguro, trabajé en las minas etc. -- y puede estar usted seguro que con aquella finalidad siempre presente, trabajé mucho mÿs firmemente que lo que hubiera podido hacerlo de no haberme formulado un propósito.

Hannah More dejo: "Obstáculos son esas cosas espantosas que se ven cuando se quitan los ojos del ideal." Nunca abandone su ideal, -- su objetivo en la vida le sorprendería viendo hacia otro lado.

Tercero: -- Interróguese a diario preguntándose: ¿Qué tan próximo estoy al cumplimiento de mis objetivos? Raya en milagro notar los brillantes resultados de hacerse a uno mismo esta pregunta por 365 veces consecutivas. ¡Recuerde! la interrogación debe hacerse a diario, ininterrumpidamente.

Cuarto: -- Al sentirse tentado a distraerse en el pensamiento de "los problemas," piense en sus pasados éxitos y futuros designios. Utilize el moderno proceso psicológico de substitución. No luche contra las preocupaciones; substitúyalas con pensamientos de triunfo. Si algún día cae ante una oleada de desesperanza, de desaliento, próximo a rendirse, apele a la máxima de que "mañana será diferente." Tenga presente la famosa linea de Longfellow: "Toda la vida de los grandes hombres nos recuerda que podemos hacer sublimes las nuestras; y al partir, dejar tras nosotros huellas en las arenas del tiempo."

Quinto: -- Recuerde que concentración no quiere decir dinamismo -- sino intensa aplicación de uno mismo a un problema. Algunos que parecen ser dinámicos son meros cohetes humanos -- es mucho el ruido que suelen hacer, pero carecen de la fuerza intensa que posee un profundo pensador. Las palabras de Emerson fueron: "Como el jardinero que, por medio de varias podas, forza la sabia del árbol en uno o dos vástagos vigorosos, usted debe concluir sus actividades misceláneas y concentrar su fuerza en uno o unos pocos puntos."

Sexto: Uno de los secretos para la concentración es, poco pero seguido. Note la diferencia entre un taladro neumático y cuatro hombres con tres marros y un cincel.

Estudie su propósito, su objetivo, a proporción de un aspecto cada vez. Cuando haya analizádole cuidadosamente, se encontrará en una posición más propicia para sintetizarle y mantener su finalidad todo el tiempo.

Ante todo; mantenga ésto bien presente en su pensamiento - se necesita un ideal para obtener un sentido del cumplimiento de la vida. Trabajando por él, una vez que lo haya identificado, planeando los ataques para lograrlo, alcanzándole parcialmente o por completo, tendrá un motivo verdadero en su existencia. No se sentirá perdido en un camino obscuro, sin objeto, buscando algo que no tiene nombre pero que extraña clara e irremisiblemente.

¿HA DEFINIDO SU OBJETIVO EN LA VIDA?

¿Está dispuesto a pagar su precio? ¿Cual es la manera más efectiva y conveniente para alcanzarlo?

¿CUAL ES EL PRIMER PASO DEFINITIVO PARA SU LOGRO?

¿Cuáles los próximos a seguir? ¿cuál la fecha final fijada para su obtención?

UNA VEZ LOGRADO ESTE,

¿Se arrellanará satisfecho o tratará de lograr algo mejor? ¿mayor aún?

CAPITULO VI