Judge Lawrence Huerta: Enriching Our Lives
Education | Career Chronology | Admitted To Practice | Professional Associations
Audio & Video | Enriquezca Su Vida | Home

Enriquezca Su Vida

Por C. Lorenzo Huerta
©1968.

CAPITULO VIII:
"LA NECESIDAD DE ACTUAR"

"Feliz es sólo el hombre bien templado
Que del HOY se hace dueño indiscutido,
Que al MAÑANA increparle puede osado:
Extrema tu rigor, que HOY he vivido."
--HORACIO

Con el nuevo período dinámico que tenemos ante nosotros, el hoy es tiempo de esfuerzo -- tiempo de ser y hacer; no es para lamentos y quejas para lo que estamos aquí; vivimos en el presente tiempo de ACTUAR.

Le sugiero delinear un plan de acción proporcionado a sus necesidades; un plan diario, para cada día solamente; y si al ir a lo largo de él encuentra necesidad de mejorarlo, revisarlo, bueno, tanto mejor -- señal es de que está haciendo buen progreso. Si es capaz de planear, organizer y sobre todo VIVIR cada "hoy" plenamente, en toda su totalidad, como magia se abrirá ante usted un futuro maravilloso, una hermosa y enriquecida vida ... y la caries del pasado se desmoronará. Así que, proyecte pues nada más que para el día de "hoy."

A continuación le presento el bosquejo de un plan; úselo si lo encuentra aceptable; rehágalo, corríjalo donde lo encuentre necesario, pero ante todo formule y ejecute uno.

1. Buscaré el vivir este día solamente; no puedo trazar proyectos para la vida entera, así que estaré satisfecho con ejecutar lo máximo en este día.

2. Tendré una intención definida para efectuar el día de hoy; quizá no pueda adherirme a ella estrictamente, pero trataré de lograrlo con el total que mi capacidad me permita y lo hare bien.

3. Hoy aceptaré la vida tal y como la encuentre. No buscaré alterar o cambiar a otros, sino que me ajustaré a las personas y situaciones que encuentre durante este día.

4. Hoy haré todo esfuerzo para fortalecer mi mente. Leeré y aprenderé cuanto me sea de completa utilidad. Pensaré profundamente, meditaré y atraeré mis más poderosas fuerzas de razonamiento y concentración.

5. El día de hoy vigorizaré mi alma; asumiré la absoluta responsabilidad de mis acciones; aceptaré las sugerencias directas o indirectas de otros, únicamence si las encontrase aceptables por mi. No buscaré ni esperaré gratitud por las cosas que por mis semejantes hiciere.

6. Hoy seré feliz. No llevaré conmigo nube de melancolía alguna, ni desperdiciaré mi tiempo con aquellos a quienes les agrade llevarla. Veré a Dios con toda su belleza en cada ser humano y dejaré que a través de mí brille todo su luminoso resplandor. Recordaré que mi vida sirve de ejemplo a aquellos con quienes tengo contacto; ésto quiere decir que seré "YO" y los demás pueden aceptarme tal y como soy o no -- cual sea su deseo.

7. Haré todo cuanto esté de mi parte por ser hoy lo más agradable posible. Sin ser pretencioso mantendré mi persona limpia y bien presentada; seré cortés, amable, gentil y comprensivo.

8. Hoy no me dejaré consumir por la mortificación y ansiedad. No temeré a la sombra de lo desconocido. No temeré amar, reír, ni tampoco el gozar cada precioso momento que este día me proporcione.

9. El día de hoy cuidaré de mi cuerpo -- este templo que abriga mi preciosa alma. No abusaré ni seré negligente con él. Procuraré que reciba la alimentación, cuidado y ejercicio necesarios para su mejor conservación, para que me proporcione un buen, más largo y completo servicio.

10. Hoy procuraré y gozaré de un quieto período de meditación. Buscaré el comprenderme mejor -- estudiar la relación existente entre mi Dios y mi alma.

Si sinceramente desea poner en obra el plan anterior, léalo cada mañana al levantarse. Vívalo al pie de la letra -- llegará a ser un Gran Ser Humano y un honor para la especie. Sentirá que la proeza y verdadero triunfo vibran dentro de su alma. Tenga presente que existe sólo una persona que cuenta para la realizacion de su éxito o su fracaso -- esa persona es USTED. Reflexionar a trevés de un proyecto escrito es grande, pero no tiene vida sino hasta que lo haya puesto en acción. Así que, ¡Actúe Ahora!

Menos palabras -- ¡más acción! Menos excusas -- ¡más resultados! Menos exámenes -- ¡más fortaleza! Menos satisfacciones -- ¡más descontento divino! Menos esperanza -- ¡más decisión."

Persevere en estos consejos y será uno de esos empeñosos de "a pesar de..."

Recuerde que, así como los santos no nacieron, sino que se hicieron, la persona prospera no nació siéndolo; su condición fué fabricada.

Las siguientes son palabras del romano poeta Horacio: "Triunfará a través de la vida quien sea dueño de sí mismo y hombre feliz día a día; quien diga 'he vivido'; mañana ya puede el Pabre llenar el cielo con negras nubes o con brillante luz solar."

¿SE ESFUERZA POR VIVIR EN EL PRESENTE?

¿Por ejecutar bien las cosas que emprende? ¿con alegría? ¿Buscando satisfacción en hacerlo?

¿SABE COMO ORGANIZAR SU VIDA?

¿Cómo vivir el "hoy" plenamente? ¿Buscando el mejoramiento de su persona? ¿Tiene suficiente fe en Dios?

¿HA DELINEADO UN PLAN A PRACTICAR?

¿Está dispuesto a cumplirlo? ¿Incluye en él el cuidado de su cuerpo al igual que el de su mente? ¿La decisión de ser "YO" íntegramente?

CAPITULO IX